Lipedema

¿Qué es el lipedema?

El lipedema, o síndrome de la grasa dolorosa, es una alteración crónica que afecta a muslos y piernas (respetando los pies) y en ocasiones a los brazos.

Lipedema:

El lipedema, o síndrome de la grasa dolorosa, es una alteración crónica que afecta a muslos y piernas (respetando los pies) y en ocasiones a los brazos .

El aumento de volumen se debe al acúmulo simétrico de grasa, que afecta casi exclusivamente a mujeres y apenas responde a estrategias para perder peso. Se caracteriza además, por dolor al tacto y fragilidad capilar, con aparición de equimosis o “moratones” ante mínimos traumatismos.

La causa de este trastorno es desconocida, pero se ha asociado a una serie de factores agravantes: la obesidad, inmovilidad, insuficiencia linfática y venosa.

Este trastorno es mal conocido y en muchas ocasiones pasado por alto y confundido con otras entidades.

Para su diagnóstico, nos apoyamos en una serie de criterios clínicos: sexo femenino, aparición antes de la pubertad, antecedentes familiares, aumento de volumen bilateral y simétrico de piernas y muslos que respeta el pie (signo del anillo), desproporción entre la mitad superior e inferior del cuerpo que no responde a la dieta ni al ejercicio físico, dolor con hipersensibilidad al contacto ligero y a la palpación. Es frecuente la afectación psicológica.

El sobrepeso y la obesidad se encuentran frecuentemente asociados al lipedema y constituyen un factor agravante que empeora la movilidad, favorece complicaciones osteoarticulares y afecta la calidad de vida y la autoestima de las pacientes.

Siempre debe realizarse el tratamiento del sobrepeso/obesidad en pacientes con lipedema para reducir las complicaciones asociadas al mismo. Las pacientes con lipedema que se mantienen en normopeso (peso saludable) y realizan habitualmente actividad física, tienen menos síntomas, mejor capacidad funcional y menos complicaciones que quienes no lo hacen. Sin embargo, se ha observado que el ejercicio físico no reduce por sí mismo el volumen de las extremidades inferiores con lipedema.

  • En cuanto al Tratamiento, se basa en combinar medidas físicas, terapias no invasivas y tratamientos quirúrgicos.
  • Dentro de las medidas físicas, están las medias de compresión y el drenaje linfático manual mediante masajes por fisioterapeutas especializados.
  • Existen dos técnicas no invasoras para combatir el lipedema: la Mesoterapia y el Indiba. La Mesoterapia consiste en la introducción de medicamentos antiinflamatorios en el tejido adiposo para tratar de mitigar la inflamación. El Indiba es un sistema de radiofrecuencia que facilita el drenaje. Ambos con mejoría clínica leve.
  • El tratamiento quirúrgico es la Liposucción y está indicado en cualquier caso, sobre todo si la paciente no mejora con tratamiento conservador. Debe ser precedido de 6 a 8 meses de tratamiento conservador, control del peso y equilibrio emocional. La liposucción en el lipedema requiere de una técnica específica y debe realizarse en unidades especializadas por Cirujanos Plásticos cualificados. Los cuidados postoperatorios deben planificarse de manera individualizada por el cirujano y el equipo de profesionales especializados. Gracias a las nuevas tecnologías, además de disminuir la grasa se puede aportar un tratamiento antiinflamatorio en el mismo procedimiento con la tecnología Renuvion.
  • En nuestra consulta, contamos con un protocolo de tratamiento basado en las últimas evidencias científicas que combinan todas las medidas explicadas adaptadas a la situación clínica de cada paciente.